Diversidad funcional o la autogestión individual de nuestras vidas.

19 agosto 2010

Nunca fue a Melilla, ni cuando era Presidente…

Filed under: General — Mª Ángeles Sierra Hoyos @ 13:29

Nuevo conflicto diplomático

REPERCUSIONES DE UNA PROTESTA EN UN PASO FRONTERIZO

Marruecos y España sellan la paz en pleno desfile de Aznar por Melilla

 

El expresidente culpa al Gobierno de «dejadez» y Blanco lo acusa de «deslealtad» hacia España.

 

Una nota conjunta celebra la colaboración de ambos países en materia de terrorismo, drogas e inmigración

Jueves, 19 de agosto del 2010

Mayka Navarro Periodista

Los gobiernos de España y Marruecos, aunque de un modo bastante extraño, decidieron ayer dar por zanjada la crisis de Beni-Enzar, es decir, la cadena de incidentes que han enfrentado a los agentes de ese puesto fronterizo de Melilla con un par de activistas marroquís que, con el evidente beneplácito de las autoridades de Rabat, han convertido la tierra de nadie que separa ambos países en una suerte de primera línea de combate de las reivindicaciones territoriales de la monarquía alauí. ¿Por qué ayer? El armisticio fue declarado pocas horas después de que José María Aznar aterrizara en Melilla cual Cleopatra ante Julio César dentro de una alfombra. Decir que el expresidente español desfiló por las calles de la ciudad norteafricana no es ninguna exageración.

zoom José María Aznar, ayer, frente al Casino Militar de Melilla.

José María Aznar, ayer, frente al Casino Militar de Melilla. EFE / JORGE ZAPATA

Más información
Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 2 de la sección de Tema del día de la edición impresa del día 19 de agosto de 2010 VER ARCHIVO (.PDF)

«Melilla es una ciudad que no debería vivir en un paréntesis entre el acoso y la dejadez». Lo dijo ayer Aznar tras el paseo de besos, aplausos, fotografías y saludos que se dio por la avenida de Juan Carlos I, camino de la sede del Gobierno autónomo, donde lo recibió el presidente, el conservador Juan José Imbroda, quien recordó que fue en los tiempos en los que su imprevisto invitado era el jefe del Ejecutivo central cuando Melilla dejó de ser «el farolillo rojo de Europa gracias a las inversiones públicas del Gobierno». Aznar, a lo hombre de acción, decidió el martes por la tarde que Melilla requería sus servicios (según contó ayer su hijo Alonso, que lo acompañó). Voló a media mañana y, nada más tocar tierra, pidió que lo llevaran a Beni-Enzar. En la frontera, con todo, fue algo más prudente, pues solo saludó a un teniente de la Guardia Civil, mantuvo una breve charla con él y en ningún momento hizo amago de buscar la foto con las mujeres policía de la frontera.

RESPUESTA DE MANUAL / La respuesta del Gobierno fue, en un primer momento, la del manual a mano cada vez que el expresidente contraprograma la política exterior de José Luis Rodríguez Zapatero. «Es una muestra de deslealtad al Gobierno y a España que no ayuda a resolver la crisis», acusó el titular de Fomento, José Blanco. Y para subrayar el oportunismo de Aznar, recordó que el exdirigente del PP jamás visitó Melilla como presidente del Gobierno. «Lo hace ahora, cuando su presencia no ayuda, y él lo sabe», añadió.

Esa solo fue la primera respuesta del Gobierno. Un par de horas más tarde encontró un singular canal para intentar tapar el impacto de la cleopatriana visita. La cuestión es que el próximo lunes, como ya estaba anunciado, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, tiene previsto entrevistarse en Rabat con su homólogo marroquí para limar asperezas. Con la excusa de ese encuentro, España y Marruecos incluyeron una breve declaración conjunta en un comunicado en el que se felicitan por los resultados alcanzados entre en ambos países en materia de antiterrorismo, inmigración y narcotráfico. Era un modo elegante de sellar la paz o de abrir un alto el fuego hasta que otro incidente vuelva a tensar las relaciones. El comunicado podía leerse como un simple blablablá mientras en la frontera permanecía la colección de carteles que denigran a las agentes. Pero, en una prueba más de que la tensión en la tierra de nadie tenía la bendición de Marruecos, nada más conocerse la nota conjunta, los activistas comenzaron a retirar las pancartas.

REPATRIACIONES DE MARROQUÍS / ¿A qué irá Rubalcaba, pues, a Marruecos? Fuentes de Interior recordaron que quedan siempre asuntos pendientes, como los problemas que de un tiempo a esta parte sufre España para repatriar a los ciudadanos marroquís que entran ilegalmente en la Península.

El paseo de Aznar pilló al PP tan desprevenido como al Gobierno. La secretaria general de los conservadores, María Dolores de Cospedal, reconoció que el partido se había enterado a última hora de la visita. Y para justificarla llegó a echar mano de un viaje de Zapatero a Marruecos cuando el embajador en Madrid de ese país fue llamado a consultas por el Ejecutivo de Aznar. Pero entonces Zapatero no era aún expresidente.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: