Diversidad funcional o la autogestión individual de nuestras vidas.

3 junio 2011

“Los banqueros”… auténtico cáncer de nuestra sociedad

Filed under: Denuncia pública — Mª Ángeles Sierra Hoyos @ 12:33

Esta es la naturaleza real de los individuos que gobiernan este país, “los banqueros”… auténtico cáncer de nuestra sociedad.

Por José Luis Burgos.

Durante el transcurso de mi viaje por distintas ciudades de la geografía española, he ido recogiendo testimonios de distintas víctimas que han caído en las redes de la banca. El abanico está abierto a cualquier banco o caja, por tanto, no es que yo me haya centrado únicamente en las estafas del Banco Santander, pero os puedo asegurar que de cada 10 casos, casi el 50% pertenecen al Santander. ¿Casualidad? ¿Mayor volumen de negocio? ¿Más ladrones que el resto? … lo dejo a vuestra opinión.

He recogido testimonios de víctimas del Banco Santander para todos los gustos. Delitos de blanqueo de capital, utilizando cuentas y datos de clientes, sin ellos saberlo. Delitos por falsificación de firmas para quedarse con el dinero de herencias. Delitos por apropiación indebida de fondos, por incumplimientos de contrato, utilización de datos de personas difuntas para el blanqueo de capitales o evasión de fortunas hacia paraísos fiscales, acosos, amenazas… ¡Vaya, un repertorio delictivo de lo más completo!

UNA VIDA HUMANA EN PELIGRO

Hay un caso especialmente sangrante con el que se me revolvió el estómago y salí de su domicilio, después de 3 horas de entrevista y grabación en vídeo, con un nudo en la garganta y una impotencia tremenda. Se trata, si visualizáis el vídeo  de 12 minutos de duración, de la primera y última familia que aparece en imagen al iniciar y finalizar el trailer. Una familia humilde, sin ningún tipo de cultura financiera. Una familia destrozada en manos de psiquiatras desde hace ya unos años. Una familia que vive con la desgracia de tener un hijo tetrapléjico desde hace ya 11 años, tras haber sufrido un accidente de tráfico cuando tenía tan solo 19 años y regresaba un día de su trabajo. Lesiones cerebrales tras haber permanecido sin respiración durante mucho tiempo, a la espera de que llegasen ambulancias con atención médica.

Tras una larga lucha con la compañía de seguros, consiguieron cobrar la indemnización por un importe de 300.000 euros. Tuvieron ese dinero ingresado durante bastante tiempo en una cuenta de ahorro del banco X, hasta que un día, los secuaces de Botín olieron el dinero y fueron a visitarlos a casa. El Banco de Santander les vendió una película perfecta donde iban a aportarle grandes beneficios a su hijo Juan Pedro, era una inversión que no le ofrecían a cualquier cliente, se la hicieron a ellos como atención especial a la difícil y trágica situación en la que había quedado Juan Pedro. Los padres, “repito, con una ingenuidad y falta de conocimiento absoluto en materia financiera”, dijeron al Santander por activa y por pasiva, que ese dinero no les pertenecía a ellos sino a su hijo Juan Pedro, para darle toda la atención que precisara y hacerle la vida más llevadera. En todo momento quedó claro que ese dinero no podía correr ningún riesgo y que debía tener disponibilidad absoluta ante cualquier contratiempo o tratamiento clínico que tuviera el hijo.

El Banco Santander les aseguro que su dinero no corría ningún peligro y que supondría un beneficio importante para el futuro de su hijo, con lo cual, finalmente accedieron a la operación. Se trataba de una operación para clientes selectos, ellos con su escaso dinero no podían entrar en tan selecto club, pero para que pudieran beneficiarse, “y siempre como atención especial a Juan Pedro”, el Santander pondría otros 300.000 euros. Se trataba de la famosa estafa de MADOFF que sufrió la banca, precisaba una valoración patrimonial de 1.000.000 de euros para poder acceder a las condiciones de inversión, ese dato ellos no lo sabían, pero después de los años se han dado cuenta que les hicieron firmar un contrato con una valoración total de su vivienda más el efectivo, completamente falsa, ya que tasaron la vivienda por un importe infinitamente superior, declarando que poseía un patrimonio neto de 1.200.000 euros.

Con el transcurso del tiempo, Juan Pedro ha ido empeorando. Tuvieron que vender un pequeño comercio de comestibles para dedicarse las 24 horas del día a su cuidado. El dinero que obtuvieron de la venta lo invirtieron en un tratamiento médico de una clínica privada de Galicia; 7 meses ingresado con un coste mensual superior a los 6.000 euros, pero no importaba el dinero porque a Juan Pedro se le notaba una mejora notable. Cuando agotaron el dinero se dirigieron al banco para sacar una cantidad, fue cuando ya se encontraron con el problema de que no podían retirarlo en ese momento porque sufriría una pérdida importante y el contrato que habían firmado tenía una permanencia de largo tiempo. Los vecinos, “una población pequeña de 4.000 habitantes”, hicieron una colecta por todo el pueblo y les obsequiaron un importe para que pudiera continuar su tratamiento, pero pasado un tiempo tuvieron que abandonarlo porque el dinero se acabó y el banco no les daba un céntimo.

Hace tres años les propusieron un tratamiento médico regenerativo en una clínica alemana. Fue entonces cuando les dijeron definitivamente en el Santander que su dinero se había invertido en productos de alto riesgo y se había perdido. Pero desde entonces, el banco se sacude el problema de encima y no atiende a las demandas de la familia. Para compensar la pérdida, ofrecieron regalarles unas acciones preferenciales de Endesa, las cuales han perdido en más de un 40% su valor y no les dejan tocarlas. Sin recursos económicos para alimentarse y cuidar de su hijo, el Santander les concedió dos préstamos por los cuales les cobra anualmente más de 7.000 euros. Decidieron coger un abogado para interponer una demanda, pero el banco les amenazó diciendo que si hacían eso no verían un céntimo de su dinero, y los chantajeó hasta el extremo de bloquearle el dinero de los préstamos para que no pudieran hacer frente a los honorarios del abogado.

Podríamos continuar con la estafa, pero lo que cuenta en definitiva es la situación gravísima que está atravesando la familia y la salud crítica de Juan Pedro, ya que por falta de recursos económicos su deterioro es cada vez mayor. En estos momentos precisa de respiración asistida tras practicársele una traqueotomía. Debido a esto último hay que ingresarlo frecuentemente en urgencias por insuficiencia respiratoria y e infecciones bronquiales… La vida de Juan Pedro se apaga. Posee un corazón fuerte que lo mantiene vivo, pero cada vez más débil y con menos esperanzas.

Mientras tanto, los deleznables responsables del Banco Santander se comportan como asesinos y miran con absoluta pasividad, sin importarles que se pierda una vida.

Ante tales hechos, he decidido aparcar mi segunda etapa del “peregrinaje” y ayudar a esta familia, defendiendo, hasta donde sea necesario, nuestra dignidad y, denunciando nuevamente en la calle y con todas las energías, ante las puertas del Santander en Paseo de Gracia, ambos atropellos, el de Juan Pedro y el mío. Mañana jueves parto hacia Jaén, donde ofreceremos una rueda de prensa en el salón de actos del Ayuntamiento de Villargordo, para desplazarnos a continuación con un numeroso grupo de vecinos, asociaciones de derechos humanos y otros movimientos, hasta las puertas de la oficina principal de Jaén, y denunciar con una concentración masiva el robo y la barbarie que se está cometiendo. En la rueda de prensa estará presente Juan Pedro, pero a Barcelona no podrá venir, ya que debería viajar en ambulancia con un equipo médico que lo asista, y aun así, se expondría su vida a un riesgo innecesario. A partir del lunes, día 6 de junio, estaremos su padre y yo ante las puertas del banco para combatir con fuerza.

Os dejo alguno de los carteles que utilizaremos, para que los podáis coger con total libertad y colgarlos en vuestros blogs, si queréis apoyarnos en esta lucha que parece sin final, solo tenéis que clicar en las imágenes para ampliarlas y descargarlas.

Fuente: Lo estás permitiendo

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: