Diversidad funcional o la autogestión individual de nuestras vidas.

9 septiembre 2009

En defensa de Garzón

Filed under: Actualidad, Editoriales — teuladi @ 19:06

 

9/9/2009 Edición Impresa EDITORIAL

EDITORIAL: ‘En defensa de Garzón’

 

El-juez-Baltasar-Garzon

La opinión del diario se expresa sólo a los editoriales. Los artículos exponen posiciones personales.

MÁS INFORMACIÓN

Garzón declara como imputado hoy por su asedio al franquismo. Cuando el juez Baltasar Garzón instruía la causa contra Pinochet o se ocupaba de otros sumarios relativos a otros países, dentro de la denominada justicia universal, sus críticos lo censuraban con el argumento de por qué no investigaba los crímenes franquistas. Sería, pues, una gran paradoja que fuera condenado cuando se decidió a hacerlo. El juez español con más prestigio internacional declara hoy como imputado al Tribunal Supremo, acusado de prevaricación, por la causa que abrió contra los crímenes de Franco. La querella presentada contra Garzón fue presentada por un pseudo sindicato de ultraderecha y fue admitida a trámite por una sala en la cual figuran destacados enemigos del juez, como Adolfo Ruego o Luciano Varela. Este último, ante del cual declarará hoy Garzón, ya intentó sin éxito que el Consejo General del Poder Judicial lo sancionara por el dinero que ingresó durante su estancia de estudios en Nueva York el 2005 y el 2006. Es decir, que la idea que el juez de la Audiencia Nacional sea condenado no resulta ninguna exageración. No obstando, aparte de una paradoja, seria una injusticia. Se puede discrepar, como hizo la fiscalía, del hecho que Garzón pudiera investigar los crímenes franquistas porque sus autores ya habían muerto o porque la amnistía impedía perseguir los que seguían vivos. Este último argumento es, además, discutible si del que se trata es de crímenes contra la humanidad, como ha hecho notar la Comisión Internacional de Juristas en una nota de apoyo a Garzón. Pero la Sala de lo penal de la Audiencia Nacional ya dio la razón a los fiscales y Garzón se declaró incompetente. Como pasa tantas veces. ¿Donde es, entonces, el delito?

Anuncios