Diversidad funcional o la autogestión individual de nuestras vidas.

1 noviembre 2009

¡Cojos por la gracia de…!

Filed under: Denuncia pública, Diversidad funcional, Memoria Histórica — teuladi @ 21:59

 

Gracias a Canal Sur y al programa “La Memoria” por dedicar unos minutos a la epidemia mas devastadora que sufrió España y que dejo a cientos de miles de niños afectados.

 

Niños que ahora tenemos entre 50 y 60 años en su mayoría. Niños que hemos servido de conejillos de indias a varias disciplinas médicas que sin ellos no hubieran existido y de las que ahora nos beneficiamos toda la población. La fisioterapia, la traumatología ortopédica y la rehabilitación y probablemente alguna otra. Yo no soy medico, soy afectada desde mis cuatro años. Sus efectos nos han marcado, en nuestras vidas y a nuestros familiares. A nuestros padres le supuso enormes esfuerzos personales y económicos para sacarnos adelante. En muchos casos teniendo que viajar a otras ciudades en busca del mejor especialista.
Nosotros nos hemos esforzado sobremanera para aparentar que no nos pasaba nada, para estudiar para trabajar, para tener una familia, para tener hijos. Todo con la mayor normalidad. La sociedad exige ciudadanos perfectos, y nosotros no lo éramos.
Hemos sido victimas de la caridad cristiana, de aquellos que nos decían que teníamos que tener mucha resignación, esto era una prueba que Dios nos enviaba, que no nos preocupáramos que el cielo lo teníamos ganado.
Ayudas, me da la risa, no se lo que son. El material ortopédico había que pagarlo con el dinero de la familia, el calzado especial ídem de ídem. Con lo que si todos esos medios ortopédicos fallaban o estaban mal hechos, a los pocos años venían las deformidades de huesos y músculos, con lo que el traumatólogo pasaba a ser nuestro medico especialista. Nos han hecho pasar por operaciones muchas veces necesarias, otras por estética, según lograban convencer a nuestros padres, ellos eran los que tenían la ultima palabra.
Hemos pasado lo nuestro. Y ahora que pensábamos que todo había terminado, no es así. Seguimos siendo ignorantes en como nos afecto la polio. Ahora y gracias a que existen asociaciones sobre el síndrome postpolío y neurólogos que tiene en cuenta a sus pacientes, sabemos que muchas de nuestras neuronas murieron y que las otras han trabajado en exceso ramificándose tanto que con los años esas ramificaciones se mueren, afectando a órganos y músculos. Así podemos encontrarnos fatigados, con problemas de deglución, de respiración, de articulaciones, ya que el síndrome es un conjunto de síntomas.
Ahora cuando muchos no podemos seguir trabajando nos encontramos con que la respuesta es que no tienes derecho a una pensión digna. Los médicos de las tribunales de evaluación de incapacidades tampoco saben nada de nada.
La polio, esta erradicada pero nosotros no. Aun estamos aquí. Gracias a Asociaciones a nivel mundial, a especialistas y pacientes de Brasil, que se lo han peleado. Y las posibilidades que da la red de redes, Internet, hoy sabemos que la OMS ha clasificado el Síndrome postpolio como enfermedad neurológica y clasificada como G14. España tendrá que implementarlo en 2010. Esperemos que este Gobierno no nos abandone como hizo el Franquismo.
Lucharemos para que no nos olviden.
Ana Liebanas Serrano

Anuncios

Consulado patético

Filed under: Artículos de opinión — Mª Ángeles Sierra Hoyos @ 12:02

Por Rogelio Diz

Normalmente tengo la suerte de no necesitar los servicios del Consulado General de España en México más que para renovar mi pasaporte, y esto ocurre cada diez años. Ya que mis recuerdos sobre esta Legación Consular fueron siempre temas para olvidar, pareciera que los funcionarios que ahí trabajan (los que son españoles claro) estuvieran purgando un castigo y vieran en nosotros los ciudadanos un lugar donde descargar todas sus frustraciones. O bien, que el departamento de recursos humanos sea el mismo que el de Iberia, donde desde los que trabajan tanto en los aeropuertos como las azafatas de los vuelos fueron escogidas en base a su mala cara y mala leche de los que tenemos el infortunio de que encima de tener que pagar el billete, el tener que soportar su mal trato, prepotencia y amarguras. Se muy bien que debe haber excepciones, desgraciadamente yo siempre me he encontrado con la cara más amarga de la moneda.

Quizás por eso, llegue a pensar que después de seis o siete años que no iba por ahí, las cosas habían cambiado, y efectivamente cambiaron ¡pero a peor!

Acompañaba a mi hija para hacer varias gestiones como son el renovar su pasaporte y tramitar la nacionalidad de mi nieta, al llegar nos encontramos con una larga cola para entrar al edificio, todo esto a la intemperie y en época de lluvias. Mientras esperábamos me pude dar cuenta que muchos de ellos no eran españoles, unos venían para pedir información sobre universidades o situaciones para legalizar su estancia de trabajo, otros eran simplemente trabajadores de agencias de viaje que tramitaban diferentes documentaciones para sus clientes y españoles o descendientes de estos que como nosotros necesitaban resolver algún tramite de nuestra Legación Consular.

Solamente había un encargado de seguridad que se acercaba a la fila y de mala manera nos emplazaba que de diez en diez pasásemos a la entrada para identificarnos y entrar por un arco magnético de seguridad.

Cometí el error de decirle a este personaje, que además era mexicano, si los españoles en nuestra embajada no tuviéramos alguna ventaja, a lo que me contesto: ¡aquí no hay excepciones, a mí me es igual si usted es español o chino!

En el siguiente turno de diez, nos toco a nosotros entrar en ese pequeño espacio, donde a gritos este personaje nos decía que debíamos entrar con los documentos en la mano y solamente quien tenia que hacer el tramite, todo esto de forma prepotente y llegando a decirle a personas de edad que se apuraran mientras que otros, principalmente los gestores de agencias de viaje entraban como Pedro por su casa, así que mientras me quitaba el cinturón y las llaves para pasar por el arco magnético y que mi hija con los documentos ya había pasado, volví a decirle que esa no era manera de tratar a las personas, él me pidió los documentos que iba a tramitar, le dije, que mi hija los llevaba en la mano. Entonces no pasa, me espeto y cuando mi hija trataba de regresar para darme algunos documentos, le dijo que no podía regresar, y tuvimos una acalorada discusión, pidiéndole su nombre para denunciarlo, a lo que se negó, y para evitar hacerme mala sangre, decidí esperar a mi hija en la calle.

Era tal mi indignación que volví a encararme con él y pedirle que llamara a un superior para trasladarle mis quejas, pasaron unos veinte minutos y apareció un español con el uniforme de policía nacional, el cual después de hablar primero con este personaje, salio a la acera y me dijo que cuales eran mis quejas, este hombre me oía sin escucharme, cuando termine, en vez de aclarar mis quejas solamente me decía que las normas no las ponían ellos, cuando quise puntualizarle sobre mi opinión, me paro en seco, diciéndome que el ya me había escuchado, y me repitió que las normas no las ponían ellos y que además tenían prohibido identificarse, yo trate de decirle que había formas de aplicar las normas, con amabilidad y educación o con prepotencia, y que veía muy mal que siendo español no se me permitiera la entrada a mi Legación, pero el tipo me dio la espalda y se encamino de nuevo hacia la entrada del Consulado sin oír y hacer caso a otras quejas de españoles que al ver y oír mis reclamaciones quisieron también hacer patentes las suyas.

Es curioso, en todos los aeropuertos, puestos fronterizos y terminales navales de todo el mundo, existen una entrada para sus connacionales y otra para los extranjeros, eso al parecer aquí ni lo conocen.

Tristes recuerdos aquellos de ¡manos sobre la cabeza y la papela en la boca!, así me sentí ante estos nuevos acólitos de la seguridad consular, donde no me permitieron sentirme entre paisanos, seria porque no lo son, luego se extrañan que cada vez podamos oír a más gente que no se sienta española.

Al parecer estamos abandonados por nuestro gobierno en el exterior, si es que somos personas normales, pues solamente te hacen caso si estas en el corredor de la muerte, o bien eres detenido/a con municiones y explosivos, es entonces cuando se llenan los foros de gente pidiendo la rotura de relaciones diplomáticas o las criticas a las autoridades locales acusándolas de corruptas y bananeras, más cuando son tus propias autoridades las que no te hacen ni caso. Al parecer tienes que ser un Pepe del Popular o la peluquera desnudista para ser considerado un español de Pro.

Rogelio Diz- Analista político

rdiz@yahoo.com.mx

Denuncia, compañero, que al final se consigue.

Filed under: Discriminación, Diversidad funcional, Vida Independiente — teuladi @ 1:09

 

Levante-EMV.com » Comarcas

 

Batalla por la igualdad

 

El invidente de Cullera que no pudo presidir una mesa electoral logra cambiar la Ley

 

El Gobierno, presionado por el Defensor del Pueblo, admite que fue discriminado por su discapacidad.

 

CARLOS ALÓS ALZIRA

 

Ricardo Abad Asturiano, un invidente de Cullera de 43 años, ha ganado algo más que una batalla por la igualdad. Ha logrado que el Estado le dé la razón y que incluso vaya a rectificar el reglamento que regula la participación en procesos electorales de personas con discapacidad.

                                                                                                                     

Hace año y medio a Ricardo Abad, que hasta hace unos días era el delegado de la ONCE en Cullera, le prohibieron ejercer como presidente en una mesa electoral de la misma población de la Ribera en las elecciones del 9 de marzo de 2008, función para la que había sido designado mediante un sorteo y pese a que alegó que podía desempeñar esa tarea acompañado de un asistente de su confianza.                                                                                                                             

El martes, la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, anunció que el Gobierno aprobará antes de final de año la reforma del reglamento en el que se basó la Junta Electoral de Sueca para impedir a Abad presidir la mesa.

    

La medida se toma después de que el Gobierno haya constatado que, concretamente en el caso del invidente ribereño, se produjo discriminación por su discapacidad.

                                                                                                  

Abad conoció ayer el triunfo de su reclamación por la llamada de Levante-EMV mientras tomaba posesión de su nuevo destino como delegado de la ONCE en Málaga. "Se enmienda una injusticia", dijo. "Estoy contento de que esto ocurra, pero ya no tanto por mí, sino por lo que supone para las personas con discapacidad. A partir de ahora si no somos presidentes de mesa será por cualquier otra circunstancia, pero nunca por nuestra discapacidad. Yo me sentía perfectamente capaz de cumplir aquella función y se me impidió", recordaba ayer por la tarde.

                                                                                      

Puede leer documentos a través de un escáner adaptado y usa internet habitualmente y planteó a la Junta Electoral que el control de las papeletas lo realizaría un vocal y el recuento un asistente personal, una figura que recoge la Ley de Dependencia. Es más, la Ley de Igualdad de Oportunidades establece medidas para facilitar la labor de los discapacitados, entre otras situaciones, en los procesos electorales. Por eso, la ley estaba claramente de su parte. 

       

Además, Abad puso todo su empeño. "Estoy capacitado para desempeñar la labor con la máxima eficacia, para mantener el orden y velar para que todo se desarrolle correctamente", aseguró entonces. "Mi discapacidad no me impide llevar mi trabajo y mi familia bien con normalidad como cualquier otra persona", añadió.

                                                                                                      

Pero la Junta Electoral alegó una resolución de 2000 que impedía a personas con ceguera participar como presidentes de mesa por la dificultad en la identificación de las papeletas y el recuento. El órgano electoral basó también su negativa en que la legislación electoral no contempla la posibilidad de que un miembro de mesa ejerza sus tareas ayudado por otra persona. "Es paradójico, podría ser presidente del Gobierno si hubiese un partido que me respaldase, pero no puedo presidir una mesa electoral", se lamentó Abad.

          

Denuncia a la Junta Electoral

El invidente de Cullera denunció a la Junta Electoral de Sueca, pero nunca estuvo solo en su reclamación. Ahora tiene palabras de elogio para el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, "que fue clave" y para el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) que hizo suya la denuncia de Ricardo Abad.

                                                                                         

El Cermi entendió que esta decisión comprometía gravemente los derechos fundamentales del invidente, ya que recibía un trato menos favorable que cualquier otra persona sin discapacidad, lo que constituye una discriminación prohibida por la Constitución.

                                                                                  

El colectivo planteó a la Junta Electoral Central la revocación del acuerdo del año 2000 y reclamó que se admitiera en estos supuestos la figura del asistente personal, con las garantías que fueran necesarias. Ricardo Abad recordó ayer que hace un año se sintió "totalmente discriminado" por aquella decisión "injusta" y que por ello ha luchado con todas sus fuerzas. La reparación ya está en marcha.

                                                                                 

Jiménez modificará la norma discriminatoria

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, se refirió al caso del cullerense Ricardo Abad durante su comparecencia en la comisión para las políticas de la Discapacidad celebrada el pasado martes en el Congreso. Jiménez señaló la imposibilidad de Abad de presidir una mesa electoral en Cullera como un ejemplo de discriminación y anunció que el Gobierno pondrá solución antes de final de este año. Con ello se permitirá a las personas invidentes participar en condiciones de igualdad en la vida política y en los procesos electorales. La futura norma, detalló la ministra durante su comparecencia, garantizará que las personas que hayan sido designadas como miembros de una mesa electoral puedan desarrollar su función, ya sea acompañadas de un asistente o con un intérprete de la lengua de signos.