Diversidad funcional o la autogestión individual de nuestras vidas.

12 noviembre 2009

Carta abierta de Carmen Calpena para Angélica Such

 

Angélica Such

No confundamos, consellera

 

No nos confundamos en que los pocos avances que la Comunidad Valenciana haya podido experimentar con la aplicación de la Ley de Dependencia hayan sido por voluntad política del conseller de turno: no, señores. Hay decenas de colectivos y plataformas de dependientes que se han visto a lo largo de estos casi tres años, obligados a recordarles a los conselleres de cada momento que no estaban haciendo bien los deberes por el que se les pagaba, y eso ha hecho que miles de grandes dependientes que en su día solicitaron prestaciones y servicios se marcharan sin ver ni un solo euro de sus derechos. ¿Será esa una de las causas por la que Bienestar Social alarga los plazos? Si no es así es que no hay suficientes trabajadores sociales para llevar una mejor aplicación de la ley, lo que demuestra que la Generalitat Valenciana carece de sensibilidad política para el colectivo más vulnerable de esta sociedad. Los dependientes sólo son cifras y pilares de folios aparcados encima de las mesas de los despachos municipales, no importa el calado aterrador de muchos historiales médicos, difíciles de sobrellevar tanto por el esfuerzo físico, psíquico o económico de los familiares. Por lo tanto, señora Such, sólo la presión popular de los afectados les hace a ustedes de vez en cuando dar un empujoncito a la atascada documentación, cuya dejadez, por revanchismo político, hace que los dependientes sean utilizados en un tira y afloja de sus mangoneos partidistas.
Carmen Calpena Galiana

Anuncios

¿Habrá creído el muy ladino que todos están dispuestos a hacer su camino?

Filed under: ¿Piratas o carroñeros? — Mª Ángeles Sierra Hoyos @ 19:54

 

¿Y después que nos dirán cuando nos pidan el voto?…

 

Información.es » Alicante

BIENESTAR SOCIAL
 

El 40% de los dependientes, en lista de espera

El 39,72 por ciento de las personas a las que se les ha reconocido como beneficiarias del Sistema de Dependencia en la Comunidad Valenciana se encuentran en lista de espera para que les asignen los servicios a los que tienen derecho.

REDACCIÓN Así lo asegura un informe del sindicato CCOO, que indica que el grado de implantación del Sistema de Dependencia en la Comunitat Valenciana es, tras el de Madrid, el más bajo de España, ya que los dictámenes solo alcanzan el 0,76 por ciento sobre el total de población. CCOO lamentó que algunas comunidades, como Valencia, Canarias y Murcia, hayan externalizado la valoración de la dependencia y que en algunas regiones las personas dependientes esperan tres meses para obtener la valoración, mientras que en otras este plazo llega a un año. A nivel nacional, casi cuatro de cada diez personas reconocidas como beneficiarias de la Ley de Dependencia esperan a que les asignen una prestación concreta, según CCOO, que reclama que del Plan E se consoliden 400 millones para un Fondo de Excelencia para la Dependencia.

El burka religioso

Filed under: Artículos de opinión — Mª Ángeles Sierra Hoyos @ 14:30

por Mikel Arizaleta

Se cuenta que Alfred Hitchcock, director de cine especialista en asustar a la gente, un día conduciendo su coche por Suiza, al mirar por la ventanilla y ver a un sacerdote conversando con un niño pequeño con su mano sobre el hombro del niño, exclamó: “¡Esta es la visión más espantosa que nunca he visto!”. Y sacando medio cuerpo por la ventanilla, se dice que gritó: “¡Chaval, escapa, escapa por tu vida!”.

Y Richard Dawkins cuenta que cierto día recibió una carta de una mujer americana de unos cuarenta años y educada como católica romana, en la que narraba que a los siete años ocurrieron en su vida dos cosas especialmente desagradables. Sufrió abusos sexuales por parte del sacerdote de su parroquia y murió un pequeño amigo suyo de la escuela y fue a parar al infierno porque era protestante. Así había sido enseñada a creer aquella mujer por la entonces doctrina oficial de la Iglesia de sus padres: “… el recuerdo de mi amigo yendo hacia el infierno me dejó la impresión de un miedo frío e inconmensurable. Nunca perdí el sueño por el sacerdote, pero pasé muchas noches en blanco aterrorizada al pensar que la gente, a la que yo quería, pudiera ir al infierno. Me provocaba pesadillas”. Hoy la Iglesia católica no atiza tanto el infierno como otrora pero la amenaza, el amedrentamiento, el miedo y la excomunión están eternamente en su boca ante temas como el crucifijo en las escuelas, la regulación del aborto, la enseñanza en las escuelas, el preservativo, al igual que otrora fue la creación del mundo en seis días, las indulgencias, el poder divino de los papas y reyes etc. Su teólogo más importante, Tomás de Aquino, sostenía incluso en su tratado “Summa Theologica” que “para que los santos puedan disfrutar más abundantemente de su beatitud y de la gracia de Dios se les permite ver el castigo de los malditos en el infierno”. ¡Hasta ahí llegaba su maldad y estulticia! Y Benedicto XV ha terminado hace poco anulando el purgatorio, lo que hace inútil la oración y misas por los difuntos, porque o están, según ellos, ya el alma en el cielo o lo está en el infierno. Se eliminó ese estadio intermedio. Por tanto decir una misa o rezar un rosario por un difunto no tiene sentido.

Una mujer camina por una esquina envuelta en ropas negras e informes de la cabeza a los pies observando el mundo por una diminuta abertura. El burka no sólo es opresión para la mujer, represión de su libertad y belleza, crueldad machista y trágica aceptación sumisa de la mujer. El burka es tener que mirar la vida por un agujero sin apenas ver nada. Nos condena a vivir y guiarnos por creencias. Es una forma religiosa de ver el mundo. Ese “Dios habló con autoridad y sin posibilidad de error en las páginas de la Sagrada Escritura”; los cristianos consideran que las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento son una guía fiable en lo referente a qué tenemos que creer. No son meramente documentos religiosos. Nos dan un relato verdadero de la historia de la tierra y del mundo. ¿Pero cuál es el correcto, el relato del Corán o el de la Biblia? ¿En qué evidencia se fundamentan? En ninguna, sólo en la creencia de que cada cual cree que su libro es el mejor.

Gran parte de la Biblia resulta sistemáticamente extraña, que es lo que podría esperarse de una antología caóticamente improvisada de documentos inconexos, compuesta, revisada, traducida, distorsionada y “mejorada” durante nueve siglos por cientos de autores, editores y copistas anónimos, desconocidos para nosotros y principalmente desconocidos entre ellos (Lane Fox). La verdad del libro sagrado es un axioma, no es el producto de un proceso de razonamiento. Por el contrario, se cree en los libros que hablan de la evolución porque presentan enormes cantidades de evidencias mutuamente apoyadas. Lo que yo creo como científico lo creo porque he estudiado la evidencia. Cuando un libro de ciencia está equivocado alguien descubre el error. No así en religión, que desde la más tierna infancia hacen de la fe incondicional una virtud.

¿Por qué alguien quiso destruir el World Tradel Center y a todos los que estaban en su interior? Llamarles malvados es eludir nuestra responsabilidad de dar una respuesta apropiada a tan importante pregunta. Y la respuesta es obvia. Y es que esos hombres creen realmente lo que dicen creer. Creen en la verdad literal del Corán o la Biblia, creen que irán al paraíso o al cielo por hacerlo. ¿Por qué somos tan reacios a aceptar esta explicación? Sólo hay un lugar donde poner la culpa y siempre ha sido así. La causa de gran parte de toda esta miseria, caos, violencia, terror e ignorancia es, por supuesto, la religión en sí misma. Los terroristas no están motivados por pura maldad, están motivados por lo que perciben ser rectitud, la persecución fiel de lo que su religión les dice. No son psicóticos, son idealistas religiosos que bajo sus propias luces son racionales. Perciben que sus actos son buenos porque han sido criados desde la cuna para tener una fe total e incuestionable. Voltaire tenía razón cuando dijo que quien puede hacer que creas absurdos puede hacer que cometas atrocidades. Y también Bertrand Russell: Mucha gente preferiría morir antes que pensar. De hecho lo hacen.

La alternativa es abandonar el principio del respeto automático por la fe religiosa. La fe religiosa es un silenciador especialmente potente del cálculo racional, que normalmente parece triunfar sobre todos los demás por la promesa fácil y atractiva de que la muerte no es el final, y que el cielo de un mártir es especialmente glorioso. Pero en parte también porque nos desanima a hacernos preguntas. El cristianismo, como el Islam, enseña a los niños que la fe indiscutida es una virtud. No hay que justificar lo que se cree. Si alguien anuncia que es parte de su fe el resto de la sociedad parece obligada por arraigada costumbre a respetarlo sin cuestionarlo. La fe es un mal porque no requiere justificación y no tolera los argumentos, enseña a los niños que la fe indiscutida es una virtud. Si se enseñara a los niños a cuestionarse sus creencias y a pensar en ellas en vez de educarlos en la superior virtud de la fe sin cuestión podríamos apostar a que no habría fanáticos religiosos. La fe puede ser muy peligrosa e implantarla en la mente vulnerable de un niño inocente es un error de extrema gravedad.

La verdad no proviene de las Escrituras sino de las evidencias. La ciencia y la razón rasgaron el burka religioso y Darwin echó a la papelera el creacionismo. La ciencia abre la ventana estrecha a través de la que estamos acostumbrados a ver el espectro de posibilidades. Es una invitación a luchar contra los límites.

Es rémora el que parte de nuestra sociedad acepte aún como normal la idea ridícula de adoctrinar a niños pequeños en la religión de sus padres y etiquetarlos como “niño católico”, “niño protestante”, “niño musulmán” y, sin embargo, le parece anormal etiquetarlo como “niño conservador”, “liberal”, “monárquico”, “comunista”, o “niño republicano”. Un niño ni es cristiano ni musulmán, sino a lo más hijo de padres cristianos, musulmanes, agnósticos o ateos. Las creencias religiosas son mutuamente incompatibles. ¿En qué te basas para pensar que tu fe es superior? El libro “El espejismo de Dios” de Richard Dawkins es un buen acompañante en la vida de uno.

Fuente: Insurgente

La viñeta de Kalvellido

Filed under: Humor — Mª Ángeles Sierra Hoyos @ 14:06

 

Fuente:  Insurgente

Pasionaria. 20 años de su muerte.

Filed under: In Memoriam — Mª Ángeles Sierra Hoyos @ 13:58

 

A DOLORES IBARRURI

(Gente del Pueblo)

Cuando quise cantarle a la paz,
al recuerdo me vino la guerra:
un jinete de sangre y de muerte
y de niños caidos en la tierra.

Milicianos que pierden batallas,
abrazados al hermano que hirieron
caminado en triste retirada
y los niños que lejos se fuero.

Entre medio de tanto dolor,
en aquellos momentos de duelo,
pu palabra llevaba el calor
de esperanza, de paz y consuelo.

(estribillo)
Y esa paz… ¡ay Dolores!… eres tú.
Y esa paz… ¡ay Dolores!… eres tú.
La paloma que vuela y vuela…
¡Ay… eres tú!
Y esa paz… ¡ay Dolores!… eres tú.

Como madre tu vistes partir,
a la guerra a tu ser más querido,
para luego saber…¡ay Dolores!…
que de muerte tu hijo está herido.

De tu pecho, lleno de amargura,
nace un grito, fruto de tus venas.
La esperanza florece en tus labios,
de una paz que no tenga cadenas.

Y has busacado incasable la paz
sin tener que vivir de rodillas.
Tu palabra a una tierra la aró
y has sembrado la buena semilla.

(estribillo)
Y esa paz… ¡ay Dolores!… eres tú.
Y esa paz… ¡ay Dolores!… eres tú.
La paloma que vuela y vuela…
¡Ay… eres tú!
Y esa paz… ¡ay Dolores!… eres tú….

GENTE DEL PUEBLO.

Google labs lanza un buscador para ciegos

Filed under: Accesibilidad., Información — Mª Ángeles Sierra Hoyos @ 11:45

 

GOOGLE acaba de sacar a la luz un nuevo producto denominado Google Accessible Search

11/11/2009 SERVIMEDIA

Esta diseñado para identificar y priorizar resultados de búsquedas que pueden ser más fácilmente usados por ciegos y deficientes visuales.

En su actual versión, la nueva herramienta identifica entre los resultados aquellas páginas que sean accesibles para este colectivo de personas, que tengan pocas distracciones visuales y funcionan correctamente con las imagines desactivadas, según informa Google en su página web.

Además, el nuevo buscador esta construido con la tecnología Google Co-op que mejora los resultados de búsqueda basada en unos intereses específicos.

Así, el buscador identifica sobre el resultado cuales son las páginas más accesibles para estas personas con discapacidad y las muestra de acuerdo a su relevancia.

Una Ley de interpretaciones perversas.

Filed under: Ley de Dependencia — Mª Ángeles Sierra Hoyos @ 11:37

Las sombras que acechan a la aplicación de la Ley de Dependencia

 

AGNESE MARRA

CCOO presentó hoy un informe de los dos primeros años de la aplicación de la Ley. La desigualdad entre las CCAA es abismal. Madrid, Valencia y Canarias se saltan las normas a la torera. El 38% d ela población no recibe las prestaciones. El sindicato propone un nuevo modelo de financiación para amortiguar las injusticias que se han generado.
>
El TSJM le para los pies a Aguirre

NUEVATRIBUNA.ES – 11.10.2009
Después de dos años de la puesta en marcha del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, el panorama estatal se caracteriza por su desigualdad. Hasta el momento una media de 2,7% de la población ha solicitado una prestación de dependencia, y han sido valoradas un 1,93% de las peticiones, mientras que el 38% de las personas evaluadas todavía están a la espera de recibir las prestaciones correspondientes.
El sindicato Comisiones Obreras ha querido hacer un diagnóstico de la aplicación del sistema con pocas conclusiones positivas y varios déficit. La buena noticia es la consolidación progresiva y creciente del sistema. Las cifras globales son buenas, pero cuando se analizan por comunidades autónomas comienzan los problemas.
A pesar de que la Ley de Dependencia es clara, las interpretaciones que han hecho de ella diversas comunidades son más bien perversas, saltándose a la torera más de una normativa. La primera en vulnerar las normas es la Comunidad de Madrid, seguida de Valencia y Canarias: “Es evidente que los datos generales que aportamos no se pueden percibir en estas comunidades”, dice la Secretaria Confederal de Política Social de CCOO, Rosana Costa.
LAS COMUNIDADES QUE VULNERAN LA LEY
Madrid es la comunidad que menos ha implantado el sistema, ocupando el último puesto en valoraciones. A ella le sigue Valencia y después Canarias. “No hay ninguna justificación para que estas regiones tengan un índice tan bajo de aplicación”, dice Costa. La situación es tan escandalosa que ni siquiera las estadísticas que se hacen en estas comunidades pueden llegar a ser válidas: “Es tan baja la aplicación que una valoración estadística sería un espejismo, ya que la muestra es demasiado pequeña para poder ofrecer datos fidedignos”, explica Enrique Martín Serrano, adjunto de secretaría de Seguridad Social de CCOO.
Además de no atender a las solicitudes, las tres comunidades han optado por una estrategia ilegal, la del silencio administrativo negativo (si la administración no responde a la petición en seis meses, la solicitud queda anulada). “El gabinete jurídico de CCOO asevera que el silencio administrativo negativo es un fraude jurídico”, dice Enrique Martín. Así también lo entendió el TSJM con su
sentencia en la que negaba esta orden impuesta por Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid.
Valencia, Canarias y Murcia vuelven a saltarse la Ley cuando deciden externalizar el servicio de evaluaciones a empresas privadas y no a las administraciones del estado tal y como obliga la normativa. “No se puede permitir que hagan esto, ya que los ciudadanos de estas regiones no son valorados con los mismos derechos y garantías públicas que ofrece el estado español”, explica Rosana Costa.
En lo que respecta al procedimiento administrativo para conseguir una prestación, Madrid, Valencia y Canarias, vuelven a retorcer la normativa. Lo que indica la Ley es que el procedimiento de la situación de dependencia y el reconocimiento de las prestaciones se hacen en un único acto, es decir un solo procedimiento, que no obstante requiere dos resoluciones: una primera valoración de la dependencia y una segunda de PIA (Plan Individual de Atención).
Sin embargo estas tres comunidades llevan a cabo dos procedimientos, con plazos de tiempo que se pueden extender de forma indefinida: “Nos hemos encontrado con comunidades que en tres meses habían evaluado al dependiente y ofrecido su correspondiente prestación, mientras que en otras como Madrid el plazo de espera había superado el año”, dice la secretaria confederal de Política social de CCOO. En este sentido, Enrique Martín señalaba que en Madrid llama la atención el bajo número de solicitudes: “Los madrileños están desmotivados y no confían en la administración de la comunidad, y es normal porque si alguien va cuatro veces a hacer la solicitud y nunca le responden, al final se acaba rindiendo”.
MAL USO DE LAS PRESTACIONES
El informe presentado por CCOO muestra como la mayoría de las prestaciones que se ofrecen son económicas en detrimento de las de servicios: “Es más importante apostar por las prestaciones de servicios públicos y no tanto la dotación económica”, dice Rosana Costa.
La explicación es sencilla. Cuando se ofrecen prestaciones económicas estas son financiadas en un 60% por la Administración General del Estado (AGE), mientras que las comunidades sólo financian el 20%. En el caso de las prestaciones de servicios (residencia, centros de día…) las comunidades tienen que financiar el 52%, mientras que la AGE sólo financia el 18%. “Está claro el por qué las comunidades apuestan por lo económico pero pensamos que hay que reorientar esta fórmula y ayudar más a las comunidades que apuesten por las prestaciones sociales”, argumentan desde CCOO.
En lo que respecta a la financiación, el sindicato también muestra uno de los efectos más negativos que se han producido en los dos últimos años: “Nos hemos dado cuenta que las comunidades que mejor han implantado el sistema de ayuda a la dependencia y que más esfuerzo económico han hecho, son las que menos financiación reciben. Sin embargo las que menos han implantado el sistema están siendo más beneficiadas económicamente”, explica Rosana Costa.
Esta absurda situación es una consecuencia de los indicadores que se tuvieron en cuenta cuando se hizo la planificación de la financiación: “En un primer momento se calculó la inversión en cada comunidad en función del número de personas previsto que harían la solicitud, era una cifra estimativa y no real”, señala Enrique Martín. En estos momentos ya se tienen en mano los datos de las comunidades que reciben más peticiones, por lo que CCOO también solicita que esto se tenga en cuenta y que no se permitan injusticias en el reparto de ayudas a las comunidades.
La Rioja, Navarra, Cantabria, País Vasco y Andalucía son las comunidades que mejor han implantado el sistema y que más prestaciones han ofrecido a sus solicitantes, sin embargo son las que menos financiación reciben. Mientras, Canarias, Murcia, Madrid y Valencia que están a la cola en ayudas, son las que salen mejor paradas económicamente. “Se pensaba que en Madrid o en Valencia habría muchas más peticiones de ayuda, sin embargo su mala aplicación ha hecho que sus ciudadanos no soliciten su derecho”, dicen desde CCOO.
UN MODELO DE FINANCIACIÓN MÁS JUSTO
Tras los dos primeros años de implantación del sistema (en 2015 deberían estar atendidos todos los dependientes) CCOO ha detectado errores y ahora quiere mostrar algunas de las soluciones. Un cambio en el modelo de financiación se perfila para el sindicato como la clave para evitar las injusticias y la desigualdad autonómica.
Desde CCOO proponen que se haga un fondo de excelencia de 400 millones de euros que se inviertan de forma prioritaria en la prestación de servicios a través de la mejora de la financiación de las comunidades autónomas. Los criterios de reparto deben tener en cuenta las CCAA que primen la prestación de servicios frente a la prestación económica; las que realicen inversión pública en infraestructura y creación de servicios propios; y que se valore el tipo de servicio prestado y los costes reales de los mismos.
“Una reorientación de la financiación será imprescindible para evitar las desigualdades que hay en las CCAA”, dice Enrique Martín. Mientras, Rosana Costa recuerda que la Ley de Dependencia además de cumplir una función social y responder a un derecho ciudadano, también puede servir como dinamizador de la economía y puede ayudar a la creación de empleo: “Hasta el momento la aplicación del sistema ha generado 68.000 nuevos puestos de trabajo, pero se pueden crear muchos más si las comunidades apuestan por ofrecer servicios e infraestructuras. Ahora toca cumplir ese objetivo”.